Any time is Tea time

Cerrar

Hubo un tiempo en Inglaterra, en que cuando tocaban las cinco, todo se detenía por completo.

No importaba si se estaba trabajando, en una reunión de la alta sociedad o incluso en plena guerra. La hora del té no podía retrasarse por nada del mundo.

Pero poco a poco algunos se dieron cuenta de que lo mejor del té es que cuando se toma, parece que el tiempo no importe. Es como dedicarse un momento de satisfacción porque sí. Porque a uno le da la gana.

Así surgió el reto de encontrar un té que invitase a ser improvisado en cualquier lugar, a solas o en compañía, con pastelillos o sin ellos. Simplemente por el placer de disfrutar de un momento de inspiración un tanto irracional.

Y nació THAT’S TEA.

reloj

Cas | Cat | Eng